2 de Noviembre-Día de Los Fieles Difuntos

La Conmemoración del 2 de Noviembre como Día de los Fieles Difuntos, no surgió de repente. Desde el siglo VII, el Arzobispo de Sevilla, San Isidoro (560-636) estableció que el lunes de Pentecostés se ofreciera el Santo Sacrificio = Eucaristía = Santa Misa por todos los Difuntos, igual costumbre existía en otros países, sobre todo en los cabildos y monasterios. San Odilón (+ 1049), Abad de Cluny (Francia) se dedicó a recoger toda esta tradición y la concretó en una Conmemoración general, que es la actual; otras tradiciones ofrecen en altares decorados al estilo de vida de los difuntos, comidas, flores, velas, el tradicional pan de muertos y pasan la noche en los cementerios junto a sus seres queridos, Ej. Noche de Muertos (México).

Los monasterios dependientes de la Abadía de Cluny, hicieron suyo el Oficio por los difuntos, luego Roma le dio mucha importancia dejando oficialmente establecido el Oficio de Difuntos extendido por toda la iglesia, completado con la liturgia de las Horas y enriquecido con lecciones de San Pedro y San Agustín, con el privilegio de tres misas. En la actualidad  las congregaciones religiosas incluyen en el oficio de las Horas Canonícas, oraciones por los miembros y benefactores que han partido al encuentro del Padre y mencionan sus nombres.

En cada celebración diaria y en todas las misas está presente el momento por los Difuntos, cuando se dice entre otras formulas: “Acuérdate también, Señor, de nuestros hermanos difuntos N… y N…, que nos han precedido con la señal de la fe y duermen el sueño de paz. A ellos y a todos los que descansan en Jesucristo, te pedimos, Señor, le concedas el lugar de refrigerio, de la Luz y la Paz”.

Además existen liturgias para los oficios de difuntos de cuerpo presente, en el momento de la sepultura, para los que mueren en el mar y una liturgia especial para los párvulos, que son aquellos niños que no han alcanzado el uso de la razón; es conveniente amortajarlo conforme a su edad y que se rodee de flores para honrar su espiritualidad, para este servicio se emplean ornamentos blancos, NO se celebran oficios de difuntos, en su lugar se celebran misas de gloria, misas de ángeles, para alabar y bendecir a Dios, las oraciones y salmos en el servicio a párvulos son de triunfo y de júbilo; por más que el dolor y la tristeza aflija a sus deudos.

En la Conmemoración del 2 de Noviembre, como Día de los Fieles Difuntos, la iglesia viste de Morado, en señal de humildad y tristeza, animándonos al retiro y el recogimiento por nuestros seres queridos que nos han precedido con el signo de la muerte.

Tristemente en Cuba podemos observar como cada día se pierde la tradición de visitar los cementerios, ordenar misas, quemar velas, poner flores por nuestros familiares y amigos difuntos; sierva esta humilde reflexión para presentar a Dios mi humilde oración por todos aquellos que en la vida me han querido bien, por mis abuelos, mis tíos, por mis maestros, amigos, hermanos en la Fe, fraternales, mis directores espirituales y todos los que se encomiendan y se han encomendado a mis oraciones.

 

¡Concédele Señor el descanso eterno!

 

¡Y brille para ellos la Luz Perpetua!

 

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: