Nuestra Señora de la Merced

Por la frecuente intercesión atribuida a por los presos y el mundo carcelario, Nuestra Señora de La Merced ó La Santísima Virgen de las Mercedes, es proclamada Patrona de los Cautivos, su festividad es celebrada el 24 de Septiembre, su imagen viste de blanco, con un escapulario que lleva un escudo bordado en color rojo, que lleva una cruz al centro y es rematado por una corona real, en sus manos la imagen muestra cadenas rotas ó esposas, como signo de la roturas de las ataduras, aplicable a la vida en pecado, algunas imágenes puede mostrar a Jesús o no y de llevar cargado al niño esté también viste el escapulario, la iglesia celebra su fiesta como Fiesta Mayor, con vestiduras blancas.

Es una advocación Mariana, popularizada por San Pedro Nolasco, español piadoso quien puso la cuantiosa fortuna heredada de sus padres al quedar huérfano a los 20 años de edad, para decidir servir a Jesucristo en un ministerio consagrado al rescate de los cristianos cautivos que eran apresados por los musulmanes; pudo realizar su obra simulando ser mercader en Valencia. En 1203 declara haber recibido una visión premonitoria a su misión, formó junto a San Raimundo de Peñaford, una asociación para este fin que terminó dando origen a “Los Mercedarios”.

En la madrugada del 1º al 2 de agosto de 1218, declaró su segunda visión en esta oportunidad de la Santísima Virgen María, en la que la Virgen le pide la fundación de una orden religiosa consagrada a la liberación de los presos a la que llamó “Orden de la Santísima Virgen María de La Merced  de la Redención de los Cautivos”, “Orden de la Merced” ó de “Los Mercedarios” nombre aplicado a sus miembros. Esta orden de carácter militar y posteriormente mendicante, porque sus miembros se sostenían entre ellos y a los presos de las limosnas que pedían en las calles; su sede fue establecida en el hospital de Santa Eulalia de Barcelona el 10 de agosto de 1218, con aprobación y apoyo de Jaime I, Rey de la Corona de Aragón (El Conquistador), en el año 1235 la orden paso a ser regida por la Regla de San Agustín y fungió como primer superior Pedro Nolasco, hasta el momento de su muerte acaecida el 14 de mayo de 1249 en la ciudad de Barcelona.

Por su piadosa obra y vida fue canonizado por Su Santidad el Papa Urbano VIII, declarándose la festividad de San Pedro Nolasco el 28 de enero.

Imagen

Oración a la Santísima Virgen de Las Mercedes

¡Virgen de la Merced, Madre de Dios y Madre de la Iglesia, refugio de los pecadores!

A ti me acerco, lleno de amor y confianza, seguro de que siempre escuchas a tus hijos, pues eres madre de Misericordia.

Te pido, madre querida, que mi Fe, Esperanza y Caridad, crezcan y se fortalezcan. Que viva siempre como verdadero hijo de Dios y como hijo tuyo, Madre mía.

Te consagro en este día todo lo que tengo y todo lo que soy: mi vida, mis trabajos, mis alegrías y mis sufrimientos. Quiero ser totalmente tuyo. Deseo seguir tus pasos por el camino que me llevan a Cristo, Redentor y Libertador de los hombres.

No me abandones, Madre celestial. Concédeme lo que, de corazón, te pido, para mí y para todos los que por distintas causas sufren el presidio. Te prometo vivir siempre agradecido a tus favores y amarte cada día más.

Nuestra Señora de Las Mercedes, ruega por mí, y por todos los presos, y concédeles la gracia de ser liberados de las cadenas terrestres y las del pecado, por amor a Jesucristo tú hijo, que vive y reina por los siglos, de los siglos. 

AMÉN

Anuncios